Aceite de Motor STP

Aceite de Motor STP – Descubre el poder del Aceite de Motor STP, una fórmula única a base de petróleo diseñada para brindar lubricación superior y protección integral a los motores de automóviles.

Experimenta el máximo rendimiento para tu vehículo.

Aceites de Motor STP más vendidos

Ventajas del Aceite de Motor STP

  1. Lubricación Avanzada: Proporciona una lubricación efectiva para todas las partes críticas del motor.
  2. Protección Contra el Desgaste: Formulado para reducir el desgaste y prolongar la vida útil del motor.
  3. Estabilidad Térmica: Mantiene su rendimiento en condiciones de alta temperatura para una protección continua.
  4. Compatibilidad Universal: Adecuado para una amplia gama de motores de automóviles, garantizando versatilidad.
  5. Reducción de la Fricción: Minimiza la fricción interna, mejorando la eficiencia y el rendimiento del motor.
  6. Resistencia a la Oxidación: Ayuda a prevenir la oxidación y el envejecimiento prematuro del aceite.
  7. Limpieza Activa del Motor: Combate depósitos y residuos para mantener el motor limpio y eficiente.
  8. Economía de Combustible: Contribuye a una mayor eficiencia de combustible para un rendimiento más económico.
  9. Cumplimiento de Normativas: Cumple con las especificaciones y certificaciones necesarias para un uso seguro y efectivo.
  10. Precio Asequible: Ofrece un rendimiento de calidad a un precio asequible, brindando una opción económica para los conductores.

Pasos para un Mantenimiento Efectivo

Sigue estos pasos para obtener el mejor rendimiento:

  1. Selección del Producto: Elige el tipo y viscosidad de STP que se ajuste a las necesidades de tu motor y las recomendaciones del fabricante.
  2. Preparación del Motor: Calienta el motor brevemente para facilitar el drenaje del aceite usado.
  3. Drenaje del Aceite Antiguo: Retira el tapón de drenaje y deja que el aceite usado se drene completamente.
  4. Cambio del Filtro de Aceite: Sustituye el filtro antiguo por uno nuevo, aplicando un poco de aceite STP en la junta.
  5. Añadir el Nuevo Aceite: Vierte el nuevo aceite STP en el motor según las especificaciones del fabricante.
  6. Arranca el Motor: Enciende el motor, déjalo funcionar unos minutos y verifica el nivel de aceite.
  7. Inspección Final: Asegúrate de que no haya fugas y que todos los componentes estén en su lugar.
  8. Reciclaje del Aceite Usado: Lleva el aceite usado a un centro de reciclaje autorizado para un manejo ambientalmente responsable.

Recuerda seguir las recomendaciones del fabricante y el manual del propietario de tu vehículo. Si no te sientes cómodo haciendo este proceso, siempre es recomendable buscar la ayuda de un profesional.